jueves, 31 de mayo de 2018

¡Nos presentaremos en Gandhi Qro.!

A - Z


Ixión se equivocó


Hoy compré


Que no nos falten...


Los mitos son...


Y Zeus...


Nuestro Diccionario en Querétaro



Diccionario de Mitos Clásicos, de Aurelio González Ovies y María García Esperón, con ilustraciones de Amanda Mijangos y publicado por Ediciones El Naranjo, espera a todos en Querétaro el 3 de junio a las 2 PM.
En la Librería Gandhi, ubicada en Calle Circuito Jdn. 1-2, Álamos 3ra Sección, tendremos un domingo de mitos apto para todas las edades. Te invitamos a leer en familia y a maravillarte con los tesoros  de la cultura clásica.

Protectora


Desde Madrid


¿Quién es ese..?


Entrevista a Aurelio González Ovies

"Asturias sigue teniendo los mismos problemas de identidad que hace 25 años"

" 'Vengo del Norte' fue la manera de pedir socorro por la muerte de la región"

David Orihuela 16.04.2018 | 03:48




Hace 25 años un joven profesor de latín de la facultad de Filología de la Universidad de Oviedo obtenía el accésit del Premio Adonáis de Poesía con su obra "Vengo del Norte". Aquel 1992 Aurelio González Ovies ganaba también el premio Juan Ramón Jiménez con su libro "La hora de las gaviotas". Un cuarto de siglo después, el Fondo de Cultura Económica reedita aquel accésit del Adonáis del que era imposible conseguir un ejemplar. El poeta, colaborador de LA NUEVA ESPAÑA, presentará esta nueva edición hoy a las 19.00 horas en la librería Cervantes.

- ¿Por qué ahora?

-Fue una casualidad. María García Esperón, con quien publiqué el "Diccionario de mitos clásicos", que también se reedita, iba en un avión leyendo "Vengo del Norte". A su lado viajaba un hombre que se interesó por el libro y dijo sentirse muy identificado. Era un responsable del Fondo de Cultura Económica, se puso en contacto conmigo y me propuso reeditar el poemario que se había agotado en 1994.

- ¿Y el libro ha aguantado el paso de esos 25 años?

-Creo que está muy vigente. Es un libro sobre el problema de identidad que tenía Asturias hace 25 años y que sigue teniendo. Lo escribí cuando empezaba a trabajar en la Universidad y para mí era muy doloroso ver cómo los compañeros se tenían que ir de Asturias porque la región no ofrecía nada. Es un largo poema épico dramático, una manera de pedir socorro a la muerte de Asturias

- ¿Y esa crisis se arregla con poesía?

-Si en Asturias todo fuera mejor nos dormiríamos y madrugaríamos con poesía. Lo tenemos todo, tenemos el paisaje, tenemos una lengua materna muy potente. "Vengo del Norte" es un canto a la naturaleza, es un canto de identidad para una región.

- Habla de la lengua materna pero el libro está escrito en castellano.

-Sí. Aunque "Vengo del Norte" esté en castellano hay muchas palabras en asturiano. Son dos lenguas iguales.

- ¿Se necesitan más versos y menos proclamas?

-Lo que necesitamos es hacer poesía para el pueblo pero también un pueblo con poesía. Necesitamos una poesía que sea como la lluvia, el pan y la luz, no una poesía hermética. Todo viene del pueblo y va para el pueblo.

- ¿Pero todos nos queremos ir al sur y escapar de esa lluvia?

-No. Lo que debe hacer Asturias es abrir fronteras desde dentro, desde ella misma. Eso es lo que cuenta el poema, es un canto a la tierra y a esa necesidad de abrirse.

- Pues parece un poema de amor, a la mujer, a la familia...

-Sí, es un poema de amor pero de amor a Asturias. El "ella" que recorre toda la obra es la región.

- ¿Un libro un tanto tenebroso?

-En el libro están las tinieblas de la región, pero también las del espíritu, como en toda la poesía. Esas tinieblas son un vínculo con la tierra pero por encima de todo es un canto de amor que busca un mundo nuevo. Narra la reconstrucción arqueológica de la historia de Asturias comulgando con lo cotidiano y con lo humano, una expedición hacia el interior que entronca con mis referencias poéticas como Antonio Gamoneda.

- ¿Le hace ilusión que se reedite el libro?

-Mucha. Además se va a publicar en muchos países de Latinoamérica, es una manera de ver mi propia tierra, Bañugues y Asturias, redistribuida en espacios muy lejanos y eso me emociona. Si a alguien le llega un solo verso de los que componen el poema...

- ¿En 1992 publicó también "La hora de las gaviotas"?

-Sí. Un año lejano, un libro que voló solo.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Diccionario a la conquista de lectores



Siempre es un placer dar buenas noticias con respecto a los libros en que hemos puesto corazón y expectativas. Diccionario de Mitos Clásicos ha conquistado a los lectores y mediante el boca a boca ha corrido la fama de todos estos dioses y diosas, que cada vez toman más y más libreros y sus correspondientes estanterías. Quienes lo soñamos estamos muy contentos y esperamos que sigan llegando más y más lectores a la orilla de estas páginas

Video de la presentación en Oviedo



Recuerdos muy jóvenes de la presentación que tuvimos el 16 de abril de 2018 en la Librería Cervantes de Oviedo. Un sueño hecho realidad, o varios sueños, pues Aurelio González Ovies presentó en su tierra la edición del Fondo de Cultura Económica de su poemario Vengo del Norte. Rodeado de amigos, familiares, alumnos, el poeta hechizó a los presentes y en este ambiente lleno de magia presentamos también Diccionario de Mitos Clásicos, con el maravilloso texto que elaboró Yasmina Álvarez, que a todos nos encantó, por su frescura y conocimiento de los clásicos.

En Tequisquiapan



En el Festival Literario que organiza en Tequisquiapan el Centro Culural Armando Zamora, presentamos Diccionario de Mitos Clásicos, escrito en coautoría con Aurelio González Ovies e ilustraciones de Amanda Mijangos y editado por El Naranjo. Fue una vibrante mañana en compañía de tantos queridos amigos de Tequisquiapan, ciudad a la que tengo especial cariño, por haber vivido ahí tres años, durante los cuales escribí Copo de Algodón, El Anillo de César y Atenas siempre, y di inicio al proyecto Voz y Mirada de España y América, que tantos descubrimientos gozosos y amistades entre las dos orillas del Atlántico ha dado como frutos. Volver a Tequis, como cariñosamente llamamos a la ciudad, siempre es un placer.








Juanita Cruz lee Diccionario de Mitos Clásicos en nuestro restaurante favorito K'puchinos

En el CENU de San Miguel

Diccionario de Mitos Clásicos sigue conquistando a los lectores con la riqueza de las culturas griega y romana
Una feria del libro llena de entusiasmo la organizada el 17 de mayo 2018 por Lourdes García Esperón en el Centro Educativo Naciones Unidas de San Miguel de Allende, donde pude presentar a los jóvenes lectores el Diccionario de Mitos Clásicos, ese sueño compartido con Aurelio González Ovies y Amanda Mijango en las ilustraciones y editado por El Naranjo.
También disfrutamos los trabajos que los chicos de 1º de secundaria hicieron sobre Copo de Algodón y con las profesoras Mey, Liz, Martha y Flavia, compañeras de aventuras literarias, pasamos una maravillosa mañana entre libros.

Los jóvenes de CENU muy atentos durante la presentación

Con nuestra querida Flavia, una bibliotecaria con mucho corazón

Con Mey, que además de profesora es una gran promotora de lectura



En Librería Gandhi Querétaro




En Ediciones El Naranjo




El 23 de mayo 2018 estuve de visita en Ediciones El Naranjo y además de encontrarme con mi queridísima Ana Laura Delgado y con todo el equipo, hicimos una transmisión en vivo a través de Facebook sobre Diccionario de Mitos Clásicos que puede verse AQUÍ.



Reseña de Daína Chaviano



Diccionario de Mitos Clásicos

María García Esperón y Aurelio González Ovies
Ilustraciones: Amanda Miijangos

Reseña de Daína Chaviano


Diccionario de mitos clásicos. María García Esperón y Aurelio González Ovies

Cuando decimos que alguien destapó una caja de Pandora o mencionamos el talón de Aquiles, cuando nombramos la manzana de la discordia o el complejo de Edipo, cuando se acusa a alguien de narcisista o de arpía, cuando nos avisan de que va a arder Troya o sobre una amenaza que pende sobre nuestras cabezas como la espada de Damocles, si caemos en los brazos de Morfeo o renacemos de nuestras cenizas como el fénix, es porque reconocemos la presencia de arquetipos provenientes de una cultura milenaria que sigue siendo parte de de nosotros. Por eso resulta tan importante que los más jóvenes se familiaricen con las leyendas que originaron tales conceptos.

Con este Diccionario de mitos clásicos, el joven lector tendrá una visión panorámica de la mitología grecorromana, tan cercana a nuestra vida y nuestra lengua. Sin embargo, debo aclarar que, más que de un diccionario, se trata de un compendio de leyendas y fábulas del panteón clásico, organizadas, eso sí, por orden alfabético.

Con un anexo final donde se ofrecen los equivalentes griegos y romanos de las principales deidades y personajes mitológicos, la obra resulta una guía útil para navegar a través de la enorme cosmogonía que nos legó imporantes nociones filosófica, psíquicas, éticas y estéticas. Explicaciones, relatos y versos plasmados con un lenguaje sencillo y esmerado por los escritores María García Esperón, de México, y Aurelio González Ovies, de España, conforman este volumen que, además del placer que produce su lectura, también constituye un manual de consulta que nunca está de más tener a mano. Amanda Mijangos (artista mexicana ganadora del Premio VIII Catálogo Iberoamérica Ilustra) enriquece visualmente este acercamiento a la mitología con una propuesta de ilustración elegante y estilizada, que recrea los dibujos de la antigua cerámica griega.

Presentación en Oviedo, por Yasmina Álvarez

Yasmina Álvarez es actriz y profesora. En la imagen, lee un poema de Vengo del Norte.
¡Gracias, Yasmina!


Una presentación acariciada por largo tiempo la de Diccionario de Mitos Clásicos en la Librería Cervantes de Oviedo. Un sueño gestado por Aurelio González Ovies y yo de orilla a orilla, con el Atlántico de por medio, resultó en un libro ilustrado bellamente por Amanda Mijangos y editado por El Naranjo. 
Recibido con los brazos abiertos por la librería asturiana y presentado al mismo tiempo que la edición del FCE de Vengo del Norte, brilló como una joya gracias a las palabras que la bella y talentosa Yasmina Álvarez le dedicó. Palabras pronunciadas desde la sensibilidad y el conocimiento que la joven actriz y profesora asturiana posee tanto del mundo clásico como de la poética de Aurelio González Ovies.  Aquí las reproduzco gracias a su generosidad y desde ahora y para siempre con ella, quedo maravillada y agradecida.


Diccionario de Mitos Clásicos.
María García Esperón – Aurelio González Ovies –
 Amanda Mijangos (ilustraciones)
Foro Abierto, Librería Cervantes, 16 de abril de 2018


Seguramente cuando Aurelio pensó en invitarme a presentar este Diccionario de Mitos Clásicos, cosa que le agradezco desde ya y para siempre, se estaba acordando de mi primer intento de tesis doctoral, hace ya unos cuantos años. Aquel en el que nos planteábamos como objetivo analizar la presencia del mito en la obra de un reconocido autor de teatro asturiano. Si hubiera seguido aquel camino, querido Aurelio, sin duda hoy mi presencia aquí tendría mucho más sentido…Y probablemente también mi vida. Pero debo confesarlo aquí y ahora, antes de que sea demasiado tarde: a pesar de mi pasado y presente filológico y a pesar de haber asistido a clase –porque yo asistir, asistía –con grandes profesores en esto del mundo clásico…
–que alguno tuve. Y de los buenos…–
debo confesar, decía, que la mitología ha sido siempre para mí una materia de difícil acceso. Y no ha sido nunca por falta de interés. Ni tampoco por falta de literatura a respecto. Ni siquiera por falta de amigos entregados al asunto…
 –que alguno tengo. Y de los buenos…–.
Soy plenamente consciente de la importancia que la mitología clásica ha tenido y tiene para el ser humano, y de su vigencia en nuestro presente. ¿Cómo podríamos entender nuestros sueños, nuestros miedos, nuestras incertidumbres… en fin, cómo podríamos entendernos, explicarnos a nosotros mismos, sin los mitos? ¿Podríamos siquiera ser capaces de entender el Mundo y tantas de las palabras que lo conforman? Y no me refiero a ese MUNDO que se escribe con mayúsculas…
A ese ya no hay quien lo entienda y tiene, además, mal arreglo. Me refiero al pequeño, al nuestro, al de cada día. Ese que hace florecer la belleza de las anémonas y de los narcisos; ese que nos permite, si así lo deseamos, saborear el néctar que se esconde en las pequeñas cosas de la vida; ese que castiga tantas veces y en tantos lugares y a tantos hombres con el peor tifón de los posibles; ese en el que siempre existe una manzana de la discordia que nos separa y en el que sobrevivir es para muchos una auténtica odisea; ese en el que algunos pagan por saber qué les depara el destino; ese que nos obliga, si queremos salir adelante, a ocultar a los otros nuestro talón de Aquiles; ese en el que, lo vemos a diario en los periódicos, siempre hay alguien empeñado en abrir la caja de Pandora, en impedir que vivamos en completa armonía…
No sé si ha sido por el entramado genealógico de dioses y héroes, o la duplicidad de nombres según la tradición de origen, o la variedad de símbolos asociados a las deidades, o la complejidad narrativa de algunas historias… pero el caso es que la mitología clásica se me ha vuelto más de una vez hermética –de nuevo un dios, esta vez Hermes, haciendo de las suyas…–y muchas veces me he dado por vencida al acercarme a ella.

Pero esta es una reflexión que no me había planteado hasta que tuve delante este Diccionario que presentan hoy María y Aurelio. No fui consciente hasta que lo abrí y me acerqué a sus páginas o, mejor, hasta que me asomé a la delicada cerámica de arcilla ateniense que Amanda Mijangos, alfarera de la ilustración, pone ante nosotros en forma de hermosas figuras negras, amarillas,
blancas…
En esta particular ánfora, me encontré con una estructura clara que desde el principio nos orientasobre la tradición, griega o romana, de la que proviene cada historia; nos regala un poema que nos mete en situación y que condensa a la perfección la naturaleza de cada protagonista.
Al reflejarse en el agua Narciso quiso abrazarse, pero un reflejo, al tocarlo, se remueve y se dehace. Fue tan grande su tristeza y tan hondo su dolor, que a la orilla del arroyo quedó convertido en flor.
Nos cuenta la propia historia a través de un lenguaje sencillo, que sin embargo no pierde jamás la esencia narrativa de cada mito. Y, finalmente, nos ofrece una muy práctica guía de equivalencias que, para siempre, nos servirá para no perdernos por esos largos caminos que el tiempo tejió entre ambas culturas. Un libro, en conjunto, apto para lectores de 0 a 99 años. Es decir: pueden ustedes leérselo a sus hijos o a sus nietos cada día; pueden también regalárselo para que sean ellos mismos quienes disfruten a solas de su lectura. Y pueden, por supuesto, disfrutar ustedes como he hecho yo desde que lo tuve en mis manos. Se trata de un diccionario, sí, pero sobre todo se trata de una colección de hermosos poemas y relatos que, no por ser ya conocidos, dejan de emocionar, sorprender y de ser una manera de seguir conociéndonos a nosotros mismos. Hoy, por tanto, debemos sonreír, como lo hace siempre el dulce Baco. Hoy la hermosa y larga cabellera de Berenice se ha alineado para que nos reunamos aquí, en torno a la palabra nuevamente, para que estrechemos nuestras manos y nos felicitemos… Porque estamos, realmente, de enhorabuena. Gracias, María. Gracias, Aurelio. Gracias también a Amanda. Te recuerdo, por supuesto. Gracias a los tres y a Ediciones El Naranjo por este
Diccionario ya imprescindible en la mesita de noche de muchos de nosotros. Se lo habéis puesto muy difícil a Morfeo.


En la Librería Cervantes de Oviedo

Otro día de intensa emoción y encuentro humano fue el vivido el 16 de abril de 2018 en la Librería Cervantes de Oviedo, donde realizamos la presentación doble de Vengo del Norte, en su edición del FCE y de Diccionario de Mitos Clásicos, que con ilustraciones de Amanda Mijangos fue editado por El Naranjo en México.

Una alegría muy profunda poder vivir el cariño y fidelidad que los lectores asturianos brindan a su poeta. La librería colmada, la energía positiva a tope, las palabras sabias de José María Fernández en torno de Vengo del Norte y la delicada construcción verbal que Yasmina Álvarez otorgó a Diccionario de Mitos Clásicos hicieron de esta una inolvidable tarde.

Escuchando las palabras de José María Fernández


Yasmina Álvarez, Aurelio, José María Fernández y yo en un un momento divertido
Yasmina Álvarez deleitó a todos con su lectura de versos de Vengo del Norte

Mostrando imágenes de Diccionario de Mitos Clásicos al vuelo de las palabras de Yasmina

Tres muy felices al término de la presentación


En Librería Marcial Pons




Diccionario de Mitos Clásicos

En Noticias 22



"Déjennos ser su Diccionario de cabecera". Una entrevista de Alberto Aranda para Canal 22, realizada a María García Esperón en la Librería Rosario Castellanos, sobre Diccionario de Mitos Clásios, de Aurelio González Ovies y María García Esperón, ilustraciones de Amanda Mijangos. Ediciones El Naranjo. México, 2017.

En Crónica



Fuente: Crónica

por REYNA PAZ AVENDAÑO  2018-02-17 -

Novedad. No obstante, está hoy relegado en la educación escolar, añade. Presenta el Diccionario de mitos clásicos, en el cual se narra la historia de personajes como Atlas, Iris, Medusa, Ulises, Vulcano y Venus; cada uno acompañado de un poema y con la especificación de si corresponde a la tradición griega o romana.
La historia de cómo la mujer más hermosa de Libia se convirtió en dragón de la cintura hacia abajo, la complicada decisión de Zeus de castigar a su hijo Tántalo por robar el néctar de los dioses y la anécdota de cómo unos marineros fueron convertidos en delfines por secuestrar a Baco son algunos relatos que se reúnen en el Diccionario de mitos clásicos, hecho por la mexicana María García Esperón y el español Aurelio González Ovies.

“La idea fue hacer un libro que no causara miedo ni espanto, sino que fuera una invitación a los lectores, de entregarles a los jóvenes del siglo XXI un conocimiento que es la memoria de la humanidad, a través de rimas, poesía e historias que a todos nos pueden gustar”, comenta García Esperón.

Este libro ilustrado por Amanda Mijangos y dirigido a niños y jóvenes, reúne de la A a la Z, la historia de personajes como Atlas, Iris, Medusa, Ulises, Vulcano y Venus; cada uno acompañado de un poema y con la especificación de si corresponde a la tradición griega o romana.

La importancia de difundir estas historias, añade García Esperón, es porque hoy la formación clásica está relegada en la educación escolar.

“La mitología llegó a un grado alarmante con esta mala idea de deslastrar la cultura para dar cabida a otro tipo de cosas y orientaciones. También es mucho cómo se han desplazado las humanidades del programa educativo y estos proyectos son una reivindicación de las humanidades”, señala.

¿De ahí la certeza de que la mitología es la base para cualquier creación?, se le pregunta a la escritora. “Si revisamos la gran revolución que hizo Sigmund Freud con el psicoanálisis, él la sustenta en el gran conocimiento que tenía del mundo clásico, nombró a los famosos complejos con nombres griegos: el complejo de Edipo, el de Elektra… Entonces, el conocimiento del mundo clásico nos aporta un bagaje y claves para aplicarlas en nuestra vida”, responde.

SOBREVIVIR Y ACTUALIDAD. Uno de los grandes temas de la mitología clásica es la supervivencia. Así lo asegura María García Esperón en este libro editado por Ediciones El Naranjo.

“Los mitos nos dan pautas para que podamos sobrevivir a un mundo muy duro, como dijo Borges que le tocó vivir como a todos los hombres: tiempos desdichados. La vida está llena de peligros, más ahora, los jóvenes se enfrentan a una serie de peligros terribles”, indica.

Un ejemplo de la utilidad y actualidad de la mitología es la historia de Ulises porque cuando éste emprendió el regreso a su tierra, pasó por un lugar donde sus compañeros estaban narcotizados a causa de las flores del olvido.

“Entonces están contentos porque ya no sienten ni recuerdan nada, ya no les duele la guerra de Troya que duró 10 años, no temen estar lejos de su hogar, pero Ulises les dice que no se trata de eso, de apagar el dolor, sino de enfrentar la vida y ser valientes. Ulises los rescata”, opina.

Al conocer la mitología griega y romana, destaca García Esperón, los jóvenes pueden sobrevivir y engrandecer su visión humana, ya que los dioses fueron hechos a la medida humana, es decir, siempre viven en conflicto.

“El mito de Lamia es terrorífico. Aurelio González hizo una propuesta de poema muy juguetón, pero detrás de eso es una tragedia espantosa. Cuando traté de reelaborar el mito, me dije: esto es muy duro para los niños. Lamia es la Llorona clásica, nosotros tenemos a la Llorona americana, es una mujer que por castigo pierde a sus hijos y la obligan a que nunca pueda cerrar los ojos. Al final Zeus se apiada y le da la capacidad de extraer sus ojos”, narra la autora.

Después, esa reina de Libia que era la más hermosa y que despertó los celos de la diosa Hera porque su esposo Zeus se había enamorado de ella, se convirtió en una seductora de hombres, en un espíritu femenino que sufre pero que conserva su atractivo en el rostro y los rasgos de reptil en sus piernas.

“Este mito de Lamia es un antecedente de la famosa Melusina, la cual que fue tratada extraordinariamente por Octavio Paz”, aclara.

SIN FRONTERAS. Leer el Diccionario de mitos clásicos implica una lectura cíclica, que en palabras de María García Esperón se debe a que el pariente del diccionario es la enciclopedia y ésta es el conocimiento en ciclos para que los lectores entiendan algo tan misterioso como el tiempo.

“En este diccionario está la presencia de las estrellas gráficamente y también en los textos, con la idea de que de ahí procedemos y que ahí regresaremos. En la medida en que tengamos más conocimiento y más sensibilidad, podemos tejer bellos tapices de nuestra vida”, indica.

Ese mensaje es la principal enseñanza de La Ilíada y La Odisea. “Llega un momento en que Elena de Troya dice que les pasan todas las tragedias para tener historias hermosas a pesar del dolor, de la desesperación y negrura”.

Por último, la escritora señala que este libro junto con el Diccionario de mitos de América —en proceso de edición—, busca promover una reunión de la lengua española de los dos continentes. “De todo lo que es Hispanoamérica, para una nueva entonación de la hispanidad a través del lenguaje y hacer conciencia a los lectores que no tienen un solo país llamado México, Colombia o España, sino que es un país entero en el que todos hablamos español y que no hay fronteras”.

En Aristegui Noticias



Fuente: Aristegui Noticias


María García Esperón habla del ‘Diccionario de Mitos Clásicos’, un libro infantil fuera de lo común

Para su escritura colaboró con el poeta español Aurelio González Ovies y con la ilustradora Amanda Mijangos.

Por Héctor González

De la A de Aracne a la Z de Zeus, los mitos nos sirven para enfrentarnos con la realidad. La cuestión está en encontrar a quién nos los explique de manera clara y sin rodeos. El Diccionario de Mitos Clásicos (El Naranjo Ediciones), de María García Esperón, Aurelio González Ovies y Amanda Mijangos, tiene como objetivo tender un puente entre la mitología griega y romana, y los lectores infantiles y juveniles.

Ganadora de reconocimientos como el Premio Barco de Vapor o el Latinoamericano de Literatura Infantil, García Esperón está convencida de que, en cada uno de los casos reseñados en el libro, el menor encontrará las herramientas para encontrar la forma de hacer frente a un presente tan convulso como el que vive nuestro país.

¿Por qué un libro sobre mitos clásicos?

Como autora de literatura infantil y juvenil me apasiona volver a poner la cultura clásica en manos de niños y profesores. Tengo unos doce años dedicada es este sector y en mí quehacer hice una colaboración con el poeta y profesor de latín, Aurelio González Ovies.  Tras aquel proyecto nos propusimos un libro que entregara de una manera grata y ligera, el conocimiento y el amor por el mundo clásico a lectores no expertos, a niños en formación y a sus maestros.

El resultado es un título muy didáctico…

Totalmente. Hay quienes dicen que la literatura no debe ser didáctica, sino únicamente divertida. Pero dentro de la tradición clásica existe el concepto de divertir aprendiendo. Este es un libro para jugar: puedes comenzarlo de atrás para adelante o por en medio; un libro que se inserta totalmente en la educación, creo que ahí está la solución a todos los problemas de México. Necesitamos padres, alumnos, juventudes y maestros, con sed de aprender y con el interés por usar los elementos de comunicación para ensanchar sus horizontes.

Abundan libros sobre la mitología clásica. ¿Qué tan tergiversadas están sus interpretaciones?

El mito es el héroe de las mil caras, porque así es la realidad. Debemos procurar abrir todos nuestros pros y contras. Decía Borges que la única lectura culpable es la lectura única, la escritura tiene tantos sentidos como la cola del pavorreal, es decir toma el que necesites como medicina o bálsamo para seguir adelante.

¿En los mitos está todo?

Sí. Nos abren al infinito, nos hablan de nosotros mismos, nos hablan de nuestra temporalidad, nos ayudan a entender nuestras pasiones, nos quitan la venda de los ojos; nos conectan con el pasado y nos proyectan hacia el futuro.

Ahí están los arquetipos…

Cierto, Sigmund Freud era un gran conocedor del mundo clásico y de ahí bebe para argumentar el psicoanálisis. Habla del Complejo de Edipo o de Electra, por ejemplo.

¿Cómo explicarles a los niños este tipo de complejos?

Hay un mito muy fuerte. Lamia es la llorona clásica, una mujer muy bella amada por Zeus y castigada por Era, quien por celos hace que mueran todos sus hijos y además no le permite cerrar los ojos. Ante su dolor Zeus se apiada y deja que se saque los ojos un rato para descansar. Es un mito terrorífico y cuando lo trabajamos, Aurelio González Ovies encontró una figura más suave apta para los niños. Quien tenga más curiosidad podrá profundizar más. Imagínate, en el cuento real de La Cenicienta hay un descuartizamiento, pero Disney le dio otro tratamiento. Son relatos de iniciación en los que el protagonista debe morir para volver a nacer, pero en nuestra narrativa nos vamos por el lado de lo poético para abrir una puerta hacia el infinito.

Aunque se corre el riesgo de caer en la simplificación y la moraleja…

La poesía nos ayuda a evitarlo, porque la poesía es el lugar donde se hace una síntesis de los contrarios, nos aligera de nuestras cargas. González Ovies tiene un verso muy bello: ‘mitologías suaves para mecer las cunas’. Queríamos hacer una historia que de alas.

¿Pero cómo aligerar el discurso infantil cuando crecen viendo historias como la del joven Marco Antonio Sánchez Flores?

Historias tremendas como la de Marco Antonio se pueden explicar a partir de los mitos. En el diccionario encontramos al cíclope, la quimera o el dragón. Aunque el joven haya sido atrapado por el cíclope, puede encontrar en su interior la manera de salir fortalecido. Ser humano se trata de seguir luchando. El mito de Ulises es básico porque nos habla de cómo salimos a la vida y en el camino nos encontramos depredadores; un mito útil también es el de los centauros porque todos tenemos una parte animal ingobernada y otra superior, y necesitamos aprender a discernir entre ambas para hacer frente ante situaciones de peligro. Vivimos una época terrible y el antídoto está en el conocimiento.

El libro incluye sólo mitos griegos y romanos. ¿Por qué?

Los mitos griegos y romanos son los considerados clásicos, pero ya estoy trabajando el Diccionario de los mitos de América, los cuales han sido menos trabajados de manera sistematizada.



En Milenio Diario

La Recomendación Literaria. "Diccionario de Mitos Clásicos", de María García Esperón


De la A de Aracne a la Z de Zeus, este diccionario presenta un selectivo abecedario de divinidades, personajes y anécdotas de la Antigüedad Grecolatina ...







En Milenio TV



Un selectivo abecedario de divinidades, personajes y anécdotas de la antigüedad grecolatina con protagonistas que nos hablan de los valores esenciales de nuestra cultura Diccionario De Mitos Clásicos


La Recomendación Literaria:


Diccionario de Mitos Clásicos de María García Esperón y Aurelio González Ovies



Con Fernanda Tapia en la W


Con Adán Martínez y El Naranjo fuimos a la W Radio a promover Diccionario de Mitos. La gran comunicadota Fernanda Tapia hizo una lectura  que a todos nos encantó. Los textos se volvieron vida ante el micrófono.



Fernanda Tapia lee Diccionario de Mitos Clásicos

Iniciador de Mitologías: Excelsior





Fuente: Excelsior, edición del 5 de enero de 2018.

Diccionario de mitos clásicos; iniciador de mitologías

Publican un compendio ilustrado que funciona como un acercamiento poético y gráfico a los griegos y romanos

05/01/2018 05:19  JUAN CARLOS TALAVERA

CIUDAD DE MÉXICO.

Los mitos son una de las máximas expresiones poéticas y míticas del destino humano, afirma la escritora María García Esperón, coautora del libro Diccionario de mitos clásicos, un compendio ilustrado que funciona como un acercamiento poético y gráfico a los mitos griegos y romanos en cuyas páginas desfilan personajes como Caronte, Narciso, el Fénix, las Hespérides, Orfeo, Sísifo y Zeus.

En entrevista con Excélsior, García Esperón detalló que este volumen bien podría ser un camino de iniciación para lectores mayores a 11 años, a partir del cual pueden conocer a personajes, divinidades y héroes de la mitología que no han perdido vigencia.

“En este libro encontrarán una selección de personajes, divinidades y anécdotas de la antigüedad grecolatina que son tan actuales como la luz del sol, tan fascinantes como el fulgor de las estrellas y tan necesarios como el verdor de la naturaleza; es una oportunidad para conocer estos relatos que nunca ocurrieron pero que siempre han estado”.

El volumen inicia con el mito de Aracne, un relato que explica por qué las arañas tejen y advierte sobre el carácter divino de esa doncella cuyo personaje tiene una fuerte presencia desde Canadá hasta la Tierra del Fuego y aparece tanto en los tejidos de los colombianos, cuyas bolsas portamos con orgullo, y hasta en el árbol teotihuacano del Tlalocan.

Además, incluye los mitos de Atlas, Baco, Circe, Harmonía, Marte, Medusa, el Olimpo, las Parcas, la Quimera, Rea, Urano y Zeus, entre otros, bajo el sello de ediciones El Naranjo, que ha destinado este diccionario a lectores de 11 a 95 años.

“En realidad es un libro para todos, con historias muy accesibles y de fácil entendimiento, donde incluso los lectores más pequeños pueden escuchar las historias y apreciar el maravilloso arte que desplegó la ilustradora Amanda Mijangos”, comenta.

García Esperón recuerda que este proyecto surgió de una conversación entre ella y el poeta español Aurelio González Ovies, autor de libros como La edad del saúco, Esta luz tan breve y Estancia fugitiva, es el coautor de este libro, “a quien descubrí con su libro Vengo del norte, que contiene una expresión poética del destino humano”.

Sin embargo, fue hasta 2015 cuando García Esperón y González Ovies tuvieron numerosos encuentros literarios, hasta trabajar un cuaderno de apuntes con poemas y anotaciones que dos años después se convertiría en una promesa de libro sobre los mitos griegos.

“Decidimos escribir este libro sobre los mitos donde la idea era hacer un flashazo en verso, una descripción en prosa y una ilustración que condensara la idea. El proceso fue el siguiente: Aurelio elegía el mito y escribía los versos inspirados en cada uno, donde se nota su profundo conocimiento de este mundo clásico al que ha dedicado su vida, luego me los enviaba y me tocaba investigar y describir el mito. Un día llevé un avance del trabajo a la editorial y la idea les encantó. Después vino el trabajo de Amanda Mijangos con una ilustración que engrandeció y continuó las metáforas que nosotros le propusimos”, explica.

“Y para cerrar, al final del libro incluimos una tabla de equivalencias romanas con su correspondiente personaje griego, para que el lector tenga una visión más completa de este mundo clásico, por lo que este diccionario es la suma de muchos sueños y conocimiento de todas las partes involucradas”, añade.

Sobre el trabajo de ilustración, García Esperón apunta que éstas tienen fuertes reminiscencias del artista oaxaqueño Rufino Tamayo, donde se puede observar que consiguió de manera formidable y original una síntesis del lenguaje mítico clásico.

LENGUAJE MÍTICO

Para García Esperón, el tema de la mitología ha sido una de sus constantes desde que inició su trabajo como autora de literatura infantil y juvenil, tal como se puede observar en Dido para Eneas, su anterior publicación.

“Confío en que el universo mítico clásico debe estar presente desde edades muy tempranas, ya que es un universo que propicia la construcción de la personalidad, de la cultura y un mayor ahondamiento en el lenguaje, ya que muchos de estos mitos están en la raíz de las palabras”.

Aunado a esto, la autora adelanta que ya prepara su próxima publicación que consistirá en un Diccionario de mitos de América, donde los lectores descubrirán que el lenguaje mítico es tan universal que puedes encontrar coincidencias sorprendentes y una riqueza absoluta que puede estar al alcance de niños y jóvenes desde el primer momento.

“En lo personal me gusta mucho el mito del Olimpo, no sólo por la potencia del poema de Aurelio, sino por la posibilidad de que a través de la palabra, nos habla del viaje a ese lugar donde viven los dioses, a esa montaña, la más nevada de Grecia, desde donde se divisa la grandeza de la tierra”.

Cabe señalar que la selección, realizada por el poeta González Ovies, cuidó la equidad entre personajes masculinos y femeninos, aunado a que no se incluyeran mitos que fueran de difícil comprensión para un lector inicial, como sucede en el caso de Yocasta, la reina de Tebas que se casó con su hijo y le dio nombre al muy conocido complejo de Edipo.




Necesitamos diccionarios...

Foto: FCE España


Por Aurelio González Ovies


Necesitamos diccionarios de términos bellos e ilusiones en desuso. Índices de lo que somos y de dónde venimos. Volúmenes que nos expliquen los estrechos caminos de la existencia y nos justifiquen los altibajos de la dicha y lo absurdo, de la necedad y el acierto. Necesitamos divinidades que sigan alentando nuestro día a día con su soberanía y el vaho de sus artes mágicas. Dioses de cuyos ojos descienda la lluvia y de cuya melancolía se genere la nieve y su blancura. Seres extraordinarios con el océano en sus manos y las largas temporadas del olvido en su mirada. Con el color del ocaso en su respiración y el carácter del trueno en sus convencimientos.

Es necesario abrir bien los oídos bajo la alta noche, con mucho empeño, y escuchar, en silencio, las muchas vocecillas que nos encienden la luna y nos colocan, una a una, las estrellas; diminutos seres inmortales que se encargan de dar fosforescencia a las luciérnagas tenaces y de engarzar nuestros destinos en los vilanos de la fascinación y de precisar el ritmo de nuestros corazones.

No podemos perder de vista la sabiduría de los antiguos ni la grandeza de los mitos, porque en ellos están las claves del éxito y de la insatisfacción, la recompensa de la victoria y el castigo del desacatamiento. En ellos, en los personajes divinos y sus avatares, se forja todo lo nuestro, el enigmático asunto y trasunto humanos.

Nuestro diccionario, editado con gran esmero y exquisitez por la editorial El Naranjo e ilustrado tan magistralmente por Amanda, a las que agradeceremos siempre su atención, su apoyo y su ingenio, nuestro diccionario –digo– no pretende más que acercar a los más pequeños y jóvenes, pero también a los mayores, a este mundo maravilloso de la mitología clásica, un ámbito que jamás debiera estar ausente en los planes docentes y educativos, pues los mitos nos hablan tanto del pasado como del presente, siempre atemporales, y nos hablan no de temas ajenos, sino de valores imprescindibles, de la virtud y del amor, de la ambición y del apego.

Por ello, es tan imposible como inadmisible que las sirenas dejen de seducirnos con su música ancestral, tan necesario como legítimo que los poetas, conocedores de su infinitud y de la memoria colectiva, continúen reviviéndolos y transmitiéndolos, para que nuestra imaginación no empobrezca ni entorpezcan más nuestras costumbres y nuestra equivocada obstinación. Para que seamos capaces de dar sentido a lo irreal y profundidad a lo útil y transcendente. Para que nunca demos la espalda a que verdaderamente merece la pena y la vida: ídolos que no solo sean marcas vanas y consumibles, que no se compren ni se vendan, que no se intercambien interesadamente, que no conlleven ingredientes nocivos. Ídolos de carne y hueso, con nombre propio o común, de esos que sufren y luchan y caen y se levantan y consiguen, al fin, una victoria, una patria, una casa, un trocito de pan o un caluroso abrazo. Porque ahí están también los héroes, levantando la gran roca que oprime las pequeñas grandes cosas: el sol y la salud, las estaciones y el frío; los héroes que abrillantan y sostienen el peso ingente de nuestra épica diaria: los anónimos que nos barren las calles de la rutina y nos procuran limpieza, los que amasan el pan para empezar el día, los que aún persiguen la esencia y la perfección, los que nos suministran benevolencia y equilibrio, los que nos dotan de humanismo y espiritualidad…

Si este diccionario consigue solamente atraer la atención de quienes nunca se habían asomado a los acantilados de las leyendas de los clásicos grecolatinos, habremos triunfado. Y si estas primeras vistas les animan a embarcarse y cruzar los horizontes homéricos, será triplemente satisfactorio para nosotros, los autores e ilustradora, y para nuestras mecenas, indispensables en esta empresa editorial, empresa de riesgo hoy en día y, por tanto, labor de héroes o heroínas. Gracias sinceras.

Presentación en FILIJ 2017





La presentación de Diccionario de Mitos Clásicos el 11 de noviembre en FILIJ fue una vibrante celebración del poder de los mitos y de la alegría de haber hecho realidad este sueño en conjunto con El Naranjo, Amanda Mijangos y Aurelio González Ovies.
Ana Laura Delgado emocionó a los asistentes con la pasión por los libros que la caracteriza. El arte de Amanda Mijangos resplandeció y de seguro conquistará alos lectores de todos los países con su lenguaje universal.
El poeta asturiano Aurelio González Ovies envió unas sentidas palabras para esta ocasión, que pude transmitir con todo su calor a quienes se reunieron esa mañana en el Foro de Café y Letras para acompañarnos en el lanzamiento de Diccionario de Mitos Clásicos:


DICCIONARIO DE MITOS. María García Esperón. Amanda Mijangos. Aurelio González Ovies

Necesitamos diccionarios de términos bellos e ilusiones en desuso. Índices de lo que somos y de dónde venimos. Volúmenes que nos expliquen los estrechos caminos de la existencia y nos justifiquen los altibajos de la dicha y lo absurdo, de la necedad y el acierto. Necesitamos divinidades que sigan alentando nuestro día a día con su soberanía y el vaho de sus artes mágicas. Dioses de cuyos ojos descienda la lluvia y de cuya melancolía se genere la nieve y su blancura. Seres extraordinarios con el océano en sus manos y las largas temporadas del olvido en su mirada. Con el color del ocaso en su respiración y el carácter del trueno en sus convencimientos.
Es necesario abrir bien los oídos bajo la alta noche, con mucho empeño, y escuchar, en silencio, las muchas vocecillas que nos encienden la luna y nos colocan, una a una, las estrellas; diminutos seres inmortales que se encargan de dar fosforescencia a las luciérnagas tenaces y de engarzar nuestros destinos en los vilanos de la fascinación y de precisar el ritmo de nuestros corazones.
No podemos perder de vista la sabiduría de los antiguos ni la grandeza de los mitos, porque en ellos están las claves del éxito y de la insatisfacción, la recompensa de la victoria y el castigo del desacatamiento. En ellos, en los personajes divinos y sus avatares, se forja todo lo nuestro, el enigmático asunto y trasunto humanos.
Nuestro diccionario, editado con gran esmero y exquisitez por la editorial El Naranjo e ilustrado tan magistralmente por Amanda, a las que agradeceremos siempre su atención, su apoyo y su ingenio, nuestro diccionario –digo– no pretende más que acercar a los más pequeños y jóvenes, pero también a los mayores, a este mundo maravilloso de la mitología clásica, un ámbito que jamás debiera estar ausente en los planes docentes y educativos, pues los mitos nos hablan tanto del pasado como del presente, siempre atemporales, y nos hablan no de temas ajenos, sino de valores imprescindibles, de la virtud y del amor, de la ambición y del apego.
Por ello, es tan imposible como inadmisible que las sirenas dejen de seducirnos con su música ancestral, tan necesario como legítimo que los poetas, conocedores de su infinitud y de la memoria colectiva, continúen reviviéndolos y transmitiéndolos, para que nuestra imaginación no empobrezca ni entorpezcan más nuestras costumbres y nuestra equivocada obstinación. Para que seamos capaces de dar sentido a lo irreal y profundidad a lo útil y transcendente. Para que nunca demos la espalda a que verdaderamente merece la pena y la vida: ídolos que no solo sean marcas vanas y consumibles, que no se compren ni se vendan, que no se intercambien interesadamente, que no conlleven ingredientes nocivos. Ídolos de carne y hueso, con nombre propio o común, de esos que sufren y luchan y caen y se levantan y consiguen, al fin, una victoria, una patria, una casa, un trocito de pan o un caluroso abrazo. Porque ahí están también los héroes, levantando la gran roca que oprime las pequeñas grandes cosas: el sol y la salud, las estaciones y el frío; los héroes que abrillantan y sostienen el peso ingente de nuestra épica diaria: los anónimos que nos barren las calles de la rutina y nos procuran limpieza, los que amasan el pan para empezar el día, los que aún persiguen la esencia y la perfección, los que nos suministran benevolencia y equilibrio, los que nos dotan de humanismo y espiritualidad…
Si este diccionario consigue solamente atraer la atención de quienes nunca se habían asomado a los acantilados de las leyendas de los clásicos grecolatinos, habremos triunfado. Y si estas primeras vistas les animan a embarcarse y cruzar los horizontes homéricos, será triplemente satisfactorio para nosotros, los autores e ilustradora, y para nuestras mecenas, indispensables en esta empresa editorial, empresa de riesgo hoy en día y, por tanto, labor de héroes o heroínas. Gracias sinceras. (Aurelio González Ovies)




Con Raúl, de Zorro Rojo, que adquirió nuestro Diccionario

Mucha felicidad en el stand de El Naranjo en FILIJ